Finanzas personales: ¿Qué es lo que debo revisar al pedir un crédito?

Finanzas personales: ¿Qué es lo que debo revisar al pedir un crédito?

Finanzas personales: ¿Qué es lo que debo revisar al pedir un crédito?

1920 1080 Pamela Botello

El financiamiento a través de créditos, es de las herramientas financieras más frecuentemente usadas; ya sea montos pequeños para compensar la falta de liquidez, o en sumas grandes, como para pagar un automóvil o una propiedad, pedir créditos puede ayudarnos a alcanzar nuestras metas. En el manejo de tus finanzas personales, manejar sabiamente tus créditos es esencial; antes de considerar adquirir uno, te aconsejamos considerar los siguientes puntos.

 

#1 Analiza tus necesidades crediticias

Ten presente que pedir un crédito significa endeudarse, y en tus finanzas personales, las deudas pueden clasificarse en buenas y malas.

Una deuda buena refleja los beneficios del crédito a mayor plazo y  con mayor duración, y generalmente te ayudan a incrementar tu patrimonio. Un ejemplo de deuda buena sería por ejemplo, un crédito para iniciar un negocio, o la hipoteca de una propiedad. Una deuda mala, sería usar un crédito para adquirir bienes y servicios que no necesitas y que se deprecian rápidamente, por ejemplo usar un crédito para pagar ropa o videojuegos.

 

#2 Evalúa tus opciones disponibles

Si has analizado bien tu situación, y has establecido que la única forma de financiarte es a través de un crédito, define la suma exacta que necesitas, y calcula en cuánto tiempo podrás pagarla, considerando el costo de los intereses.

Compara los diferentes productos que existen en el mercado: cuáles son los requisitos, qué ofrecen. Fíjate principalmente en la tasa de interés y en el Costo Anual Total (CAT), y siempre elige la tasa de interés más baja disponible; estos reflejan lo que te va a costar el crédito.

 

#3 Planea, calendario y realiza los pagos a tiempo

Si estás considerando solicitar un crédito, recuerda: Nunca pidas, ni aceptes, un crédito que no estés seguro de poder pagar. El riesgo más grande al adquirir un crédito es no realizar los pagos totales de tu deuda; cuando dejas de realizar tus pagos en los plazos establecidos, tu deuda se puede disparar y salirse de control. No realizar los pagos totales sobre un crédito son la forma más frecuente de endeudarse.

Al contratar un servicio, asegúrate de no contratar algo que no requieras; muchas veces las instituciones financieras pueden ofrecer servicios extra innecesarios.

En la actualidad existen en el mercado muchas opciones de adquirir un crédito, ya sea a través de las instituciones bancarias convencionales, o de las nuevas herramientas del Fintech que abren la puerta a nuevas opciones de financiamiento diferentes a la banca convencional.

Ya sea a través de los préstamos en línea, o de la solicitud de créditos convencionales, recuerda que un crédito es intrínsecamente una deuda, y que el costo de tu crédito se mide a en las tasas de interés y el CAT; siempre ten presente el costo de tu deuda y realiza tus pagos a tiempo y en su totalidad.

Usar un crédito sabiamente puede ayudarte a alcanzar todas las metas financieras o puede hundirte en una deuda impagable; todo depende del manejo de tus finanzas personales.

 

Para nunca perder el control de tus finanzas, conoce Glass, nosotros te ayudamos a poner tus finanzas de tu lado.

 

Dejar una Respuesta