El poder de los PayBooks: qué son y cómo aprovecharlos para finanzas personales

El poder de los PayBooks: qué son y cómo aprovecharlos para finanzas personales

El poder de los PayBooks: qué son y cómo aprovecharlos para finanzas personales

1920 1080 Pamela Botello

Técnicamente hablando los PayBooks de Glass son los folders en los que se almacenan todas las transacciones que pertenecen a un tema en particular, pero en el manejo de tus finanzas personales, son mucho más que eso. (En un post futuro te explicaremos como aprovechar los PayBooks para tu negocio, aunque la idea es la misma te mostraremos ejemplos concretos de como usarlos.)

En tu administración personal, tú decides qué es lo importante. Un PayBook puede ser lo que tú quieras, puede ser el global de los gastos mensuales de tu coche, o la terrible revelación de todo lo que te comiste gracias a UberEats.  Puedes analizar, – y clasificar- tus gastos por marca, por función, por objetivos, o por cualquier otro parámetro que tú decidas. Los PayBooks son categorizaciones que funcionan porque tú tienes el control.

Clasifica tus transacciones

Glass clasifica automáticamente tus transacciones bancarias en diferentes PayBooks, a los que puedes agregar transacciones a través de etiquetas, y personalizarlos a tu gusto. Las posibilidades son infinitas, porque una transacción puede estar en varios PayBooks, y puedes crear las etiquetas que tú quieras, y tantos PayBooks como necesites.

Tus gastos, tus reglas

Por ejemplo, en Glass  todas las compras de productos de Nike se clasificarían de forma automática en un PayBook de esa marca; pero tú puedes crear un PayBook de Running, y etiquetar todas esas compras, los kilos de proteína que compraste, la membresía del gimnasio; la inscripción del medio maratón que corriste en el mes… y así de fácil sabes cuánto te cuesta tu pasión.

Claridad para un mejor control

Pero los PayBooks también sirven para las cosas no tan divertidas. Si de repente no te explicas en qué se te fue la quincena, un PayBook para tus gastos fijos podría simplificarte la vida. Todas las transacciones de gastos en comida, en renta, en servicios como luz, gas e internet; tu celular, el medio de transporte que uses, todo lo que sea esencial para tu sobrevivencia puede ser visualizado en un solo lugar, y con gráficas que te ayudan a entender el peso de tus gastos contra tus ingresos. Con esta información tan fácil y tan bajo tu control,  puedes empezar a hacer cambios y a tomar decisiones más inteligentes.

Gastos compartidos

Además, si compartes gastos con quien sea: un roomie, tres roomies, una pareja o tus papas, puedes crear PayBooks compartidos, ya sea que sólo compartas la información, o que varios usuarios activamente contribuyan y modifiquen ese PayBook. Digamos que compartes departamento con otras 2 personas, con los PayBooks compartidos, podrían llevar un control mensual de los pagos que cada quien cubre, y mantenerse siempre informados para evitar malentendidos. Si esta semana decidiste pagar tú la cuenta total del internet, simplemente etiquetando este movimiento en tu PayBook compartido, tus roomates sabrán cuánto tienen que reembolsarte. Cuentas claras, información compartida, cero animosidad.

Así es fácil saber quién pagó qué, sin necesidad de estimaciones o ni errores de cálculo; con Glass la claridad de tus finanzas personales e interpersonales es absoluta.

 

Al final los PayBooks son lo que tú quieres que sean; pueden parecer complejos al principio, pero pronto verás que serán tus aliados más grandes para organizar tus finanzas y conseguir tus metas.