5 personas, 5 salarios y cómo lo gastan & ahorran

5 personas, 5 salarios y cómo lo gastan & ahorran

5 personas, 5 salarios y cómo lo gastan & ahorran

1920 1080 Pamela Botello

Muchas personas  creen  que ahorrar es  una misión  casi  imposible, que no tienen dinero o  que apenas les alcanza para el gasto. Sin embargo revertir el síndrome del  roto es más sencillo de lo que crees. Te presentamos los casos de cinco personas que lo han logrado en  diferentes momentos de su vida:

 

Caso 1:

El recién egresado

Rodrigo es un médico que acaba de salir de la carrera y encontró trabajo en una asociación de apoyo a personas con escasos recursos. Se le contrató como coordinador médico de la misma y su sueldo es de $12,000 pesos. Para tener dinero extra traduce artículos científicos por los que le pueden llegar a pagar hasta $5,000  pesos al mes.

Rodrigo todavía vive en casa de sus papás familia porque está juntando dinero para hacer una especialidad en el extranjero. Para lograrlo, ahorra la mitad de su sueldo lo que equivale a $6,000 pesos, $3,000 de  lo que gana  lo aporta para gastos de su casa como súper  o   las cuentas de servicios que les digan sus papás; Los otros $3,000 que le quedan los gasta en  pasajes,  la cuenta de su celular y  comidas. Llo que gana haciendo traducciones lo usa para pagar salidas con sus amigos o en alguno que otro lujo.

Sabe que debería hacer además un ahorro aparte para emergencias, pero considera que, de ser necesario, puede tomar de su ahorro para educación. No tiene automóvil y utiliza diariamente transporte público para acudir a su trabajo.

Caso 2:

La Soltera

Ana es una publicista que acaba de obtener un aumento en la agencia en la que trabaja, y pasó de ganar $15,000 pesos a $20,000 pesos. Y no, a pesar de lo que muchos puedan pensar, no se gasta la mitad de su sueldo en pares de zapatos.

Tras muchos tropezones por un mal uso de sus tarjetas de crédito al principio de su carrera, por fin empezó a ahorrar. Ella forma parte del 40% de los mexicanos que empezaron a ahorrar después de los 35 años.

Para salir de su deuda, analizó los gastos que hacía e hizo un presupuesto consciente que respeta religiosamente todos los meses. 50% de su sueldo lo destinó para gastos fijos como renta, servicios, súper, transporte y deuda; 30%  lo utiliza para gastos flexibles como  salidas al cine o un gusto; finalmente 20% lo destina a ahorro.

Ahora, el incremento de $5,000 pesos que tuvo lo destina directamente a una cuenta de inversión  para más adelante abrir su propia consultora.

Caso 3

La Pareja

Edgar y Luis llevan 3 años juntos y acaban de acordar empezar a vivir juntos. Se conocieron en un diplomado de diseño editorial, desde entonces Luis trabaja en una revista y Edgar

trabaja por su cuenta como freelance.

Aunque Edgar no estaba seguro de dar el siguiente paso, se dio cuenta de que si pedía un anticipo del 50% a sus clientes podía asegurar el pago de los proyectos en los que estuviera y se podía asignar un sueldo mensual para tener mayor estabilidad económica.

Además, al vivir en pareja el gasto y las tareas domésticas son compartidas por lo que la carga de responsabilidades es menor. Pero Luis sigue teniendo un  mayor sueldo que Edgar.

Decidieron abrir una cuenta en conjunto y cada uno aportar la mitad de sus ingresos.en pareja juntan en promedio $15,000 pesos al mes  lo que les da la posibilidad de pagar la renta que, aunque representa más del 30% que muchos expertos recomiendan,  es de $8,000  mil  pesos.

Los servicios que pagan en promedio son $2,000 contando el  servicio de streaming de música y  películas. Y aunque ocasionalmente comen fuera de casa, prefieren hacer la mayoría de sus compras en el mercado local una vez a la quincena para cocinar y  llevar comida al trabajo. En un mes estas compras  equivalen a unos $2,000 mil pesos.

Los $3,000 pesos que quedan, son intocables desde el principio  porque el banco ya se  los descuentan desde el principio  del mes y  entra en una cuenta de ahorro para comprar un departamento en el futuro.

 

Caso 4

La Familia

Marcela y Fernando están casados y están a punto de convertirse en papás. Él es ingeniero en sistemas que trabaja en soporte técnico para una empresa trasnacional y Marcela decidió  dejar de trabajar para dedicarse a cuidar a su bebé.  

Saben que vienen muchos gastos fuertes, por lo que decidieron abrir en conjunto una cuenta de inversión en la que quincenalmente Fernando hace una aportación  del 20% de su salario  para tener un colchón que los puede salvar para futuras deudas.

La aportación que hace Marcela es del  total de su sueldo, lo decidieron así porque desde el momento en el que nazca su bebé contarán solamente con los ingresos de Fernando y prefieren tener dinero asegurado en el banco.

Ahora ambos viven con los $25,000 pesos que gana él. Para lograrlo,  han recortado los gastos que hacían con frecuencia en restaurantes o salidas espontáneas para  destinarlo al  futuro de su familia.

Caso 5

La Retirada

Alicia es viuda desde hace un par de años, sus hijos son mayores y aunque todos la visitan una vez a la semana, ninguno vive con ella. Actualmente se sostiene de la pensión de $6,000 pesos que recibió después de que su marido muriera, pero con eso no le alcanza para solventar sus gastos.

Sus hijos le ayudan con el pago  de  medicinas que tiene que tomar  por su artritis ya que es deducible de impuestos y esto les ayuda a tener un saldo positivo en sus declaraciones anuales.

Aún con esta ayuda  no tiene ingresos suficientes, así que ha rentado dos cuartos de su casa a estudiantes que van a la universidad  que está cerca de su  casa. Esto ha incrementado sus ingresos $8,000 pesos más.

 

Conocer bien cómo gastas y poner a trabajar tu dinero es lo que necesitas para no ser esclavo del  dinero. Lo importante no es el capital con que cuentas, sino cómo lo utilizas. Lo ideal es que puedas invertir tu dinero de forma que un día no dependas por completo de un salario para que puedas pagar las cuentas.