Qué son las finanzas personales y cómo perderles el miedo

Qué son las finanzas personales y cómo perderles el miedo

Qué son las finanzas personales y cómo perderles el miedo

1920 1080 Pamela Botello

Un estudio reciente encontró que el 66% de las personas nombraba alguna forma de temor al dinero como la cosa que más les asustaba, más que el crimen, las serpientes, las arañas, ¡e incluso la muerte! Y sí, aunque a veces quisiéramos pensar lo contrario, las finanzas personales no vienen en forma de bruja a quitarte tu quincena, tampoco son el coco, ni ninguna otra clase de monstruo que quita el sueño.

Inclusive hay gente que dice que no cree en las finanzas personales porque aseguran que no les importa el dinero, pero gastan como si no hubiera un mañana y cada que les llega un estado de cuenta se arrepienten por todo lo que hicieron o dejaron de hacer en el último mes.

Aunque se debería incluir una materia en la secundaria o en la preparatoria que hable sobre las formas correctas en la que se puede manejar el dinero, lo cierto es que el tema a veces hasta en las familias puede ser un tabú más grande que hablar de sexualidad.

Si bien nos va, a veces aprendemos de los errores del primo de un amigo que casi pierde hasta la camisa. En el peor de los casos nos toca enfrentarnos a la triste realidad de nuestras finanzas y  terminamos dándonos golpes contra la pared porque no investigamos suficiente sobre la tarjeta de crédito que tenemos o terminamos perdiendo dinero porque nos negamos a invertir.

Con este tipo de ideas que tenemos sobre el dinero es lógico que pensemos que quien tiene estabilidad económica es por suerte, por corrupto o porque tiene alguna especialidad académica relacionada con el tema. Lo cierto es que hasta los egresados de las universidades más prestigiosas cometen errores con su dinero.

No tienes que ser economista, financiero, ni administrador para saber administrar tu dinero. En finanzas personales no necesitas más que saber sumar, restar, multiplicar y dividir. Raras veces verás símbolos extraños, ecuaciones indescifrables o millones de números.

Le tenemos miedo a las finanzas personales porque no sabemos cómo funcionan, pero lo que continuamente olvidamos, es que se trata de una disciplina que —aunque no lo parezca— fue inventada por el hombre y es accesible para cualquiera.

 

Finanzas personales y su importancia

Son la ciencia del manejo del dinero. Implica todas las decisiones financieras y las actividades de una persona o de una familia: desde la forma en la que se obtienen ingresos, hasta la manera de gastar, pasando por el ahorro y la inversión.

Las cuestiones de finanzas personales incluyen la compra de productos financieros, como tarjetas de crédito, seguros de vida o carros, hipotecas, la manera en la que manejas tus impuestos,  cuentas para el retiro y por supuesto todo lo que tenga que ver con tu banca incluyendo cuentas de cheques, cuentas de ahorros y servicios de pago en línea. Todas las actividades financieras individuales caen bajo el ámbito de las finanzas personales.

Son de suma importancia para todos porque se trata de un conjunto de herramientas que nos ayudan a tener una buena calidad de vida. Sirven para poder alcanzar cualquier meta u objetivo que nos propongamos. Después de todo, ese viaje, casa o carro nuevo no se van a comprar solos.

Para lograrlo, necesitamos tener un proceso de planeación y análisis que nos ayudará a ser conscientes sobre la situación real en la que se encuentra nuestro dinero. Gracias a ellas podemos saber si eso que nos estamos proponiendo es algo que sí podemos hacer o si se trata de un objetivo muy ambicioso. En caso de que nuestros proyectos sean muy grandes, también nos da las herramientas para poder llevarlos acabo.

 

Cómo perder el miedo

En algún momento de la vida todos hemos tenido ansiedad por el dinero, pero preocuparse por el dinero sólo crea estrés que inclusive pueden llevar a problemas de salud. Preocuparse tanto como para ignorar el problema solamente empeora la situación.

Es momento de comenzar a superar esos miedos enfrentando la realidad de tus finanzas poco a poco. La mejor manera de hacer esto es hacer un balance en una hoja de cálculo, incluso en un cuaderno, suma todos los saldos de tus cuentas y a eso resta toda la suma de las deudas. El resultado es tu patrimonio neto.

Si el número es positivo es una buena señal, si no es así quiere decir que estás en deuda y es la prueba que necesitas para hacerle frente a tus miedos. A partir de ahí, sigue tomando pequeños pasos para abordar sus finanzas:

 

  • Revisa los saldos de su cuenta una vez por semana y monitorea los gastos que hayas hecho.
  • Abre las cuentas tan pronto como las recibas y paga lo antes posible.
  • Crea un presupuesto tomando en cuenta las posibilidades que tiene de ir liquidando tu deuda.
  • Establece objetivos financieros a más largo plazo.

 

Si aún te siente abrumado, pide ayuda a amigos o familiares. No es necesario entrar en detalles si no te sientes cómodo, pero cuanto más hablas del tema y más información busques s tu miedo comenzará a desaparecer.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.