Control financiero: 5 Consejos para mejorar tus finanzas de pareja

Control financiero: 5 Consejos para mejorar tus finanzas de pareja

Control financiero: 5 Consejos para mejorar tus finanzas de pareja

1920 1080 Pamela Botello

Hablar de dinero, salarios, deudas, puntaje crediticio, activos y, lo más importante, sus metas y aspiraciones financieras, es esencial para el control financiero de pareja. Compartir información reduce el estrés, y aumenta su nivel de confianza; en su estudio Couples & Money de junio de 2015, TD Bank informó que las parejas que hablan de dinero al menos una vez a la semana se sienten más felices en su relación.

En tu control financiero de pareja toma en cuenta estos consejos  y recuerda que un poco de planeación y transparencia pueden ser la diferencia en el futuro de tu vida romántica.

 

#1 Hablar de dinero

Hablar sobre dinero no debería de ser difícil, mucho menos entre parejas: se transparente en lo relativo a gastos, deudas e intereses es esencial en el control financiero de parejas. Alrededor del 5% de las personas mantienen en secreto ciertas cuestiones financieras: ya sean cuentas de ahorro, gastos privados o deudas. No ser honestos con algo tan importante como el dinero no solo disminuye la confianza en tu pareja y daña tu relación, sino que causa desequilibrios en los presupuestos anuales.

 

#2 Ser claros desde el principio

Compartir las finanzas con alguien implica un nivel de compromiso bastante alto; desde el primer momento que decidas vivir en pareja, debes de aclarar cómo se llevará el control financiero. Deben tomar en cuenta la situación de cada uno y sus capacidades económicas, y definir hasta qué punto van a compartir sus bienes y sus ingresos.

 

#3 Juntos pero no revueltos

Las mejores relaciones financieras de pareja son aquellas en las que existen fondos e intereses en común sin descuidar lo personal. Establecer las metas a corto y mediano plazo, y los niveles en los que cada quien va a contribuir es elemental en el control financiero de parejas; una cuenta conjunta de ahorros, independiente a las cuentas personales que maneje cada quien, en la que los dos contribuyan mensualmente, en la medida que sus ingresos lo permitan, es ideal para trabajar en metas conjuntas.

 

#4 Tratarse como iguales

En una pareja siempre va a haber alguien que contribuya con más ingresos, y aunque puede ser un tema sensible, en el control financiero ambas partes deben de considerarse iguales. Nunca debes de tomar decisiones financieras sin consultar a tu pareja, sin importar si son grandes o pequeñas. Decidir compartir una vida financiera significa compartir todas las decisiones. Usar el dinero como medio de poder y control solo puede terminar en el desgaste y rompimiento de las relaciones románticas

 

#5 Tener empatía y flexibilidad

Tener una relación de pareja implica intentar entender al otro, aunque a veces sea complicado. En cuestiones de dinero, cada quien tiene diferentes hábitos de consumo; en su planeación financiera incluyan siempre un fondo para diversión individual. Ya sean zapatos o videojuegos, nuestras parejas siempre van a gastar en algo que a nosotros no nos parece importante, y el reprochar estas compras o consumos puede deteriorar la relación, tanto financiera como personal.

 

Compartir tu vida con alguien es una decisión muy importante, y compartir aspectos personales de tu vida diaria como lo son tus finanzas, implica un compromiso muy importante.

Las relaciones a largo plazo se construyen a partir de hábitos y esfuerzos diarios, para tener la mejor oportunidad de crecer con tu pareja sean transparentes en su control financiero, incorporen estos consejos a sus prácticas financieras y revisen frecuentemente las metas financieras que tienen a largo plazo; la única forma de crecer juntos es saber que quieren ir en la misma dirección.