Por qué las criptomonedas estables no son la solución a la volatilidad

Por qué las criptomonedas estables no son la solución a la volatilidad

Por qué las criptomonedas estables no son la solución a la volatilidad

1920 1080 Abigail Martinez

Las criptomonedas convencionales como el Bitcoin sufren de fluctuaciones extremas e impredecibles, lo cual las hace poco confiables. Las criptomonedas estables pretenden resolver estos problemas, ya que al estar respaldadas en unidades financieras convencionales, son atractivos como depósitos de valor y menos propensas a la especulación financiera. Pero esto no significa que sean la solución a la inestabilidad de los criptomercados, para saber por qué, conozcamos un poco más sobre las variantes de las criptomonedas estables.

 

Totalmente colateralizada

En este tipo de criptomoneda estable, el emisor tiene reservas que igualan o superan el valor de las criptomonedas en circulación. Tether es un ejemplo de este tipo de productos, ya que está vinculado uno a uno con el dólar. El problema más obvio de esta criptomoneda es el gasto: para emitir un valor de un dólar de Tether, la plataforma debe atraer un dólar de capital y almacenarlo en una cuenta bancaria en dólares. La pregunta aquí sería: ¿Por qué alguien cambiaría un dólar perfectamente líquido y respaldado por el gobierno, por una criptomoneda con un respaldo cuestionable?

Parcialmente colateralizada

En este tipo de criptomoneda estable, la plataforma que emite la criptomoneda tiene un respaldo parcial del valor de las criptomonedas en circulación. El problema con esta variante de criptomoneda es el vincular el tipo de una tasa de cambio con una reserva que representa sólo una fracción de sus pasivos. El problema más grande de esta variante de criptomoneda, es que si los inversionistas confían suficiente en los valores colaterales probablemente vendan sus criptomonedas, y eso en el corto y mediano plazo hará caer su valor.

No colateralizada

El tercer tipo de criptomoneda estable no está colateralizada. Aquí la plataforma emite no sólo criptomonedas, sino también criptobonos. Si el precio de las monedas comienza a caer, la plataforma las compra a cambio de bonos adicionales. En teoría los bonos atraerán a inversionistas que negocian con descuento, lo que en principio contribuiría a subir el precio. Además, el atractivo de los bonos son los intereses que los emisores prometen en forma de más criptomonedas. Estos intereses se financian con los ingresos obtenidos de la emisión futura de monedas.

El mercado de criptomonedas es más impredecible aún que cualquier mercado de valores financieros que haya habido hasta el momento. Y aunque son un nuevo producto financiero con un potencial de crecimiento y aplicaciones casi ilimitadas, su conocida inestabilidad es uno de sus problemas más grandes. La introducción de nuevas opciones como lo son las criptomonedas estables, son un paso en la dirección correcta pero distan mucho de ser la solución a la inestabilidad y volatilidad.

Con Glass ahora es posible visualizar tus transacciones con criptomonedas junto con tus transacciones bancarias en un solo lugar. Encuentra el balance general de cripto y fiat en una sola cifra uniéndote a Glass.

 

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.